Johannes-Gutenberg-Universität
FB 15
Literarische Übung SS98
Dozent: Dr. Wolf Lustig
Referent: José Cesar

Tema:
Resumen e interpretación del capítulo 3 párrafo XIX hasta el capítulo 5 párrafo V
de la novela Contravida de Augusto Roa Bastos

  1. Resumen e interpretación

Cap. 3 XIX

El protagonista recuerda su primer fracaso con la literatura a los siete años. Lo describe de tal manera: " Mi primer fracaso con la literatura lo experimenté en el primer relato que escribí, a la temprana edad de los cien años de escritura y a los siete de mi edad."

Refiriéndose al Génesis compara en las siguientes lineas lo sucedido con Jacob y el Angel con la relación que tenía el autor con su hermano. En este caso habla de una forma de reencarnación. En las próximas líneas describe a su hermano, (párrafo XIX): " El machetazo escriptural rebotó y me partió el alma. Me puso en su lugar el alma negra de Esaú. Esaú se encarnó en mí. Quiero decir, yo le encarné en mí. Esaú tenía todos los dientes podridos. Su aliento se asemejaba al vaho de las letrinas. Yo empecé a respirar ese aliento pestífero que impregnó y contagió las letras." Aquí demuestra el protagonista su odio contra el hermano, al cual acusa ser la causa por la que escribió.

Párrafo XX

En este párrafo el fugitivo retrocede otra vez al pasado y demuestra al lector una cierta caracterización de su abuelo y su padre. Dicha caracterización se podría ver como una comparación entre ambos, así como anteriormente lo hizo consigo mismo y con su hermano Esaú. Aquí un esquema de las características:

Abuelo

-librepensador y anarquista

-portugués

-Don Carlos

-manso y enorme

-le hablaba de hombres y mujeres libres

-lo veía andar en la oscuridad como un barco en media de la tempestad

-el bastón

-profetizaba que el mundo sería anarquista si estaba destinado a sobrevivir en la hermandad o destruido por los poderes del egoísmo, avaricia etc.

-antes de emigrar a América fue maestro de la logia lisboeta El Mandil, fundación en Asunción de los Hermanos Masones

-conoció a Rafael Barret

-quedo fascinado

"Este es el hombre que necesita el Paraguay!"

Padre

-muy riguroso en la observación de nuestra santa religión y en el respeto de los Libros Sagrados



Párrafo XXI y XXII

El protagonista encuentra la manera de escribir relatos hacia atrás y hacia adelante para que el padre no los pueda descifrar y criticarlos. Incluso él mismo tiene dificultades en encontrar la línea verdadera a sus escrituras.

Cuando se da cuenta que su propósito de ocultarle a su padre sus escrituras se dedica entonces a definir la verdadera realidad.

Por supuesto que esa definición es muy difícil de comprender, así que intentaré explicarlo con la ayuda de un pequeño esquema:

--------------------------> --------------------------> T

Pasado                 presente            La verdadera realidad

-------> T T= tiempo

Para él la verdadera realidad es el futuro. Éste debe ser descubierto en sus caras oscuras. El protagonista busca esas caras oscuras. Es decir, para un ser humano el futuro no se puede descubrir, se puede comparar como lo hace el fugitivo con caras oscuras y éstas son la verdadera realidad. Las caras oscuras se pueden explicar de tal forma: primeramente hay que mencionar la función de las caras que por un lado se pueden ver falsas o verdaderas. Las caras falsas son caras que ocultan o que intentan engañar a las personas como en este caso a la espía. En contrario las caras verdaderas son caras de confianza. El adjetivo oscuras se refiere solamente al no saber con que clase de caras uno se va a encontrar en el futuro.

Aquí, en el párrafo XXII, el narrador se dedica especialmente a los tiempos del pasado, presente y el futuro y en que relación esta él con ellos. Para él sólo existe el presente y lo escribe para si mismo, para capturarlo en la memoria mientras sigue avanzando hacia el futuro. (Véase pág. 98)

Párrafo XXIII

En este subcapítulo reescribe Lucha hasta el alba y hace sólo un cambio, es al hermano Esaú a quien castigan y de esta manera el narrador se libera del odio a su propio hermano o sin duda también se podría decir que se libera del peso que tuvo en esos tiempos en su conciencia. Es digno de mencionar también de qué táctica se sirve el narrador al escribir esa obra. El mismo dice a finales de este subcapítulo: "el robo es lo mejor que le puede pasar a la palabra escrita ya que siempre está abierta para que todos la usen a su talante. No es propiedad de ningún autor. Está ahí para eso, para que la tome el primero que pasa. Sin la palabra robada nadie podría comunicarse. No habría podido ser escrito ningún libro. Ni siquiera los Libros Sacros, que padre tanto aprecia y respeta." (escogido de la pág. 99)

Como se puede notar el fugitivo ni siquiera siente respeto por los Libros Sacros en "robar" escritura de ellos. ¿Lo hace a propósito para irritar a su padre o lo hace porque es su forma de escribir sus obras? Esta pregunta queda abierta durante toda la obra.

Párrafo XXIV y XXV

De nuevo regresa al pasado y los recuerdos sobresalen en el contenido. Esta vez relata nuevamente las amonestaciones que le hacia el padre y cómo se sentía antes de llegar a casa cuando había cometido algo indebido. Se sentía agobiado con la presencia de su padre, no podia hacer las cosas que él deseaba, experimentar con su corona. La idea de la corona se la había ensenado su padre un dia que le dijo que guardase lo que tenia para que nadie le arrebatara su corona. La corona es la raíz de un ser humano, la forma de pensar, su caracter, su orgullo, es decir, la personalidad. Con ella, cuando el narrador estaba solo, aprovechándose de su soledad se dedicaba de noche a la escritura y de dia a experimentar con su corona. Pero jamás le levantaba la voz a su padre ni discutía con él. En sí, la relación entre el padre y el protagonista no fue óptima. (vea pág. 102)

Párrafo XXVI y XXVII

Más tarde comprende el fugitivo el porqué del enfurecimiento de su padre contra él. El padre mismo se dedicaba a la escritura. Le escribía cartas cuando comenzó sus estudios en Asunción y el protagonista las decribe de tal manera: " Escribía cartas dignas del mejor epistolario clásico de la Iglesia". En una de ellas le hablaba de su tío a quien el padre veía como un santo y en verdad lo era, como dice el autor. En esta carta también estaba contenido un retrato de su tía Raymunda, quien describe el autor como su segunda madre. Ella fue la que hizo nacer en él el sentimiento de lo sagrado. Como no le hacia caso a su padre y en general siempre hacía lo contrario de lo que le éste advertía, para Raymunda fue muy fácil enseñarle a su sobrino la esencia de lo sagrado. Aquí utiliza una vez más la forma de escribir en que escoge o roba palabras de otras, esta vez de la carta de su padre y escribe un tipo de anécdota a sus tíos.

Párrafo XXVIII

De pronto el lector se encuentra lejos del pasado y vuelve al presente. Aquí menciona que esta huída será la última etapa de su vida. En este instante sigue viendo a sus tíos que jamás le deseaban la huída como una última etapa y comienza a escribirles un mensaje en el que dice que morirá y que éste es su destino.

Cáp. 4 párrafo I

El fugitivo despierta y se encuentra en el vagón del tren y con la presencia de la mujer gorda acompañada de su mono. Al registrar la mercancía de la gorda chipera descubre que lo que le había contado anteriormente era mentira y en vez de encontrar la mencionada mercancía no encuentra nada. El mismo dice: "Su mercancía era de naturaleza más sutil y más peligrosa".

Ya se esta dando cuenta que esta mujer trata de ocultar algo.


Párrafo II

El espionaje se confirmó. La mujer gorda o mejor dicho, la espía, se da cuenta de la curiosidad del narrador. Por lo tanto él tiene miedo de que la mujer pueda descubrir su verdadera identidad. Entonces lo único que desea es hacerse invisible o ocultarse de ella antes de que ella pueda avisar a los policiacos matones.

Párrafo III

De nuevo en el tren la espía quiere empezar una conversación con el narrador, pero él se hace el dormido para no compartir ese diálogo. Mejor será para él, si la gorda chipera no averigua más de él, de lo que ya sabe. Fuera del tren se amontona un grupo de gente. En ese instante el mono se suelta ya para escapar y la propietaria lo detiene con una oferta de confitura. Esta imagen del mono que nos acaba de describir, puede compararse con la fuga del narrador pues al final no terminará para su bien. Será detenido por "alguien" y no podrá escapar.

Párrafo IV

Por la chispa del tren se queman las enaguas de Bersabé. Se tiene que desnudar para no lastimarse la piel. Como refugio se sube al tren para escapar de las miradas de los ojos machunos. El personaje se acerca a ella mientras que la mujer gorda empieza a insultarla y cuenta la historia de Bersabé. (vea pág. 114)

Párrafo V

El protagonista describe como él ve a Bersabé. Da la impresión que esta viendo un espíritu, sólo el temblor de esa muchacha niega esa imaginación. Tras haberla investigado se pregunta el fugitivo qué relación tienen ambas. El se imagina cómo podría ser esa "amistad"; la mujer gorda no tiene buenos planes con ella y aunque el destino de Bersabé no tiene nada de bueno, la soplona no muestra ni compasión. Aquí, indirectamente caracteriza a la espía como si fuera una creatura del infierno solamente pensando en hacer sufrir a los seres humanos. En total quiere que el lector la considere como una mala persona.